LVT 2

lunes, 28 de diciembre de 2009

[Artículo] El pop catalán y sus pequeños reductos

Parece que desde la aparición del primer disco de Manel, cómo por arte de magia ha nacido una escena de pop, ya sea independiente, mainstream o cualquiera de las etiquetas que se le quiera adjudicar.
Yo me niego a que eso sea así. No todo el boom del llamado Rock Català fue malo, sino que, a mi entender fue manipulado políticamente y se fue desinflando casi de la manera que se hinchó.
¿Porque, que era rock català? ¿Loquillo no era catalán?, ¿no hacía acaso rock?, ¿y Los Rebeldes?
Si sabías buscar entre la paja y la cantidad de clones de Sopa de Cabra o Els Pets, que sobrevivieron con dignidad y en el caso de los segundos, lo siguen haciendo, se podía encontrar material de todos los estilos posibles, con puntazos de originalidad. Y no estoy diciendo fechas concretas, sino que tras la tormenta, no vino la calma, sinó que siguió lloviendo, pero nadie se enteró.
Adrià Puntí, tras la disolución de Umpah-pah, siguió entregando discos geniales, por ejemplo. Adoptamos a Quimi Portet y nos lo hicimos nuestro, incluido su particular mundo a cuestas.
Hubo glam-rock más que digno, gracias a Cranc; hubo pop a lo Garbage con No nem bé; delicias acústicas con Aquitamxé; Glaucs con su toque británico entre The Beatles y Radiohead; la psicodelia extrema con Psiconautes, por cierto, uno de los grupos favoritos de Jaume Sisa; electro-pop personal y único de la mano de Lliris; incluso nuestra particular versión de The Chemical Brothers, de la mano del mítico presentador de Sputnik, Santi Faro y sus Flac, ahora reciclado en comentarista de carreras de motos.
Los Sanpedro, que nos acercaban el sonido de Los Planetas o La Habitación Roja a la lengua de Josep Pla, o Glissando*, que hacian tres cuartos de lo mismo, con el sonido donosti de La Buena Vida o Le Mans junto a esa melancolía tan escocesa que nos recordaba a Belle & Sebastian o a los más recientes en el tiempo, Camera Obscura.
Y todo eso no salió, o al menos, casi nadie se enteró. Pero gracias a algunos valientes, que decidieron volver a apostar por su idioma, como seria Mazoni tras su paso por Holland Park, o Mishima, que dejaban atrás el inglés, o Helena,o La Brigada, nos venden que hay una escena, y que Manel son los abanderados de ella.
No me parece justo, por ejemplo para gente cómo Els Pets o Antonia Font, que han ido abriendo brechas en las mentes críticos y público, a base de esfuerzo, de paciencia y sobre todo de talento, pero bueno, siempre se ha dicho, que más vale caer en gracia que ser gracioso.
No veo la escena por ningún sitio, pero cada vez son más los artistas que se deciden a grabar, al menos algún tema en su idioma vernáculo, ya seá Miqui Puig, Sidonie, Love of Lesbian o La Casa Azul y eso es sano, muy sano, porque sobre todo consiguen borrar algunos prejuicios alrededor de la lengua en ciertos sectores.
A pesar de todo eso, la presencia de toda la gente nombrada, ya sea en las tiendas de discos, en la red o dón de quiera que se busque, sigue siendo totalmente limitada, siendo más fácil, acceder por ejemplo, al sonido perro-flauta de rumberos de medio pelo como Gertrudis, burdas copias de los talentosos Dusminguet, o a los politizados clones de los pesados de Obrint Pas o Brams.

Así está el mundo. O al menos así lo veo yo desde mi rinconcito.
Tambien decir que no queria olvidarme de nadie, y que todos los nombrados y los que no, con el mínimo soporte de prensa, radios, televisiones, merecerían ser recordados por valientes, por batalladores de una cultura en la que creen, por encima de banderas o idiomas, sólo por la lógica aplastante de cantar tal como lo hacen en su vida diaria.

6 comentarios:

  1. Estoy leyendo de verdad un artículo sobre el pop catalán que no menciona a Kitsch? Será porque no se les considera pop, sino rock... pero también se habla de rock. Bueno pues Kitsch son un diamante en bruto (después de casi 25 años en activo, Kitsch siempre serán un diamante, pero siempre en bruto) a descubrir. Y nos han dado canciones capitales que da la casualidad de que son en nuestra lengua, pero que son canciones clave en nuestras vidas (bueno, las de los cuatro gatos que les escuchamos), tan entregadas como "Oració 2", tan desesperadas como "Confessió", tan rabiosas como la sublime "Presó mental". Ahí están "Oceà", "El far" y otras que les acercan también al pop, "Glaucoma" desprendiendo energía negra, "Desdeny", "Art de trair"... qué decir de un grupo que ya en sus dos maquetas en los ochenta nos dio "Amor difícil" y "Himne trist"; de un grupo que hace pocas semanas nos volvió a llenar de sombras con "Vigília". Pues eso.

    De los demás, claro, hay cosas buenas y malas, como en el pop-rock croata o el danés.

    ResponderEliminar
  2. Coincideixo plenament amb la radiografia que heu fet dels inicis del pop en català i és el mateix argument que he defensat cinquanta milions de vegades.

    Hi ha hagut tota una sèrie de bandes que han estat menystingudes i infravalorades. Els noms que heu dit, i molts d'altres, són els primers que van tenir la valentia de defensar uns gustos musicals, que no eren gens populars ni comercials en català, i que es van trobar en terra de ningú per culpa d'una crítica desconfiada i egocèntrica.

    M'agradaria anomenar la feina que també van fer a principis dels 2000gent com els tarragonins Papa:Noes, els quals en el seu primer disc 'Mono' (Música Global, 2000) van fer cantar per primera vegada en català Santi Balmes en un treball on també hi col·laborava Lluís Llach.

    He trobat curiós que en aquesta llista algú se'n recordi dels Cranc (on hi trobàvem el Jordi Busquets que després va formar Sapo i que s'ha convertit en peça imprescindible de Portet i Quintana), dels Lliris (i aquell clip amb reminiscències vuitanteres que l'Sputnik emetia a totes hores) o dels No nem bé (llàstima que ara s'hagin tirat al rotllo comercial amb Blenda, encara que conservin temes de No nem bé).

    I que estrany que algú que se'n recordi de la paranoia de Flac o de les delícies d'Aquitamxé, reconegui la vàlua dels Glaucs.

    Bon retrat, sí senyor.

    (pd. Si us ve de gust, visiteu el meu bloc http://imatgessonores.blogspot.com, on recullo vídeos musicals de bandes de pop independent catalanes (de les d'ara i també de les d'abans) penjats a la xarxa).

    ResponderEliminar
  3. A FAVOR, TOTALMENTE A FAVOR DEL ROCO INDEPENDENT CATALÀ, A FAVOR TOTALMENTA A FAVOR...DE TI

    ResponderEliminar
  4. Muy buen articulo. Solo recomendarte que escuches a Sanjosex, que acaba de sacar un discos. Sus dos anteriores álbumes son muy buenos, sobretodo el segundo. Salutacions!

    ResponderEliminar
  5. Completamente de acuerdo con Daniel. Kitsch se adelantó a muchos de los grupos que citas. Ktsch hace tiempo que dejo de ser un grupo de música para ser una religión. Yo creo en ella. Muchos de los grupos que nombra el articulo producen vergënza ajena y llegaron donde llegaron por ser quien eran ( un presentador famoso o el hijo de la mano derecha de Serrat)porque no debemos olvidar que elpop-rock català estuvo/está hipersubvencionado y que a cualquier grupo de mediopelo con un nombre supuestamente gracioso le grababan/graban un videoclip en formato cine a las dos semanas de ensayar... Pero como en todo hay también perlas como el Puntí ( el nostre bowie), kitsch, Casual o fins it tot la part més britànica i madura dels pets

    ResponderEliminar
  6. Sr Anónimo, Kitsch es tant digne com Glaucs i com qualsevol, no em sembla gens productiva la teua opinió, apart de que no els he obviat a l'article,
    "Tambien decir que no queria olvidarme de nadie, y que todos los nombrados y los que no, con el mínimo soporte de prensa, radios, televisiones, merecerían ser recordados por valientes" i que el que tu dius, més que una crítica es una rabieta de xiquet de parvuls i per gent amb reaccions així, estem com estem.

    ResponderEliminar