LVT 2

viernes, 15 de abril de 2011

[Conciertos] Iván Ferreiro - Sala Bikini (BCN) [08/04/2011]

Una semana después del concierto y sigo afectado por este hombre. Sigue siendo, aún con el paso de los años, ese Pepito Grillo de mi conciencia, la banda sonora en el difícil camino que es vivir y alguien a quién jamás voy a poder dejar de admirar, aunque esto los seguidores del blog, ya lo habréis comprobado desde el primer día.

El repertorio, aunque fuera una presentación de Picnic Extraterrestre, dejo lugar para clásicos imperecederos del gallego, incluso con concesiones para canciones-himno-mito de Piratas.

Ya desde el principio se avistaba un concierto tremendo al ver sobre el escenario al grandísimo Ricky Falkner, un hombre que es capaz de darle empaque y brilla a cualquiera a quien decida cederle un poco de su talento.


Fueron cayendo como las hojas a modos de himno todas, Toda la verdad, Farenheit 451, Mi furia paranóica, Me toca tirar, Extrema Pobreza, Ciudadano A, emocionantísima S.P.N.B., Turnedo, mi punto álgido del concierto con Días Azules, Canción de Navidad, esta con speech-monólogo incluido sobre salir la noche de fin de año elegante y pillar cacho, que según él es de lo que va la canción y los emocionantes e inesperados momentos recordando Años 80 sólo al piano y la emocionante e himno personal para muchos, El equilibrio es imposible.

Lo único malo del concierto, no fué que no cantara Espectáculo o Magia, lo cual era previsible, sinó el tarado que se pasó la noche gritando a Amaro, que una vez tal vez pudo hacer gracia, pero todo el concierto...Si iba bebido debía ser de casa fuerte, porque el precio de las bebidas en la sala hay que decir que era algo sablazo.

Invitados de excepción, como ya el mencionado Falkner durante todo el concierto, y las puntuales de Julián de Love of Lesbian y en el tramo final, ese productor capaz de armar los últimos trabajos de Piratas y los arranques de Iván Ferreiro en solitario, Suso Saiz.

Decir que  mi corazoncito recibió descargas a tutiplén durante toda la actuación, como de costumbre, y que ahora solo toca esperar que no tarde tanto en volver por tierras catalanas, sea donde sea, que si está de mi parte, servidor no piensa faltar a la cita. Eso si, en el próximo que nos cante el himno del Rápido de Bouzas, eh...

"repetiré como yo quiera ese minuto que viví, y no me importa si hay rigor..."

No hay comentarios:

Publicar un comentario