LVT 2

lunes, 16 de mayo de 2011

[Disco] Vetusta Morla - Mapas (2011)

Antes que nada, "agradecer" al sr Blogger que eliminará como por arte de magia el post anterior sobre este disco, ya que así, le he dedicado mucho más tiempo, e incluso más que gustarme ahora es ya adicción.

Usaré palabras parecidas a lo que ya dije, eso está claro, o sea, que podemos disfrutar de un trabajo cocido a fuego lento, echo sin prisas ni presiones, y aunque menos fresco que Un día en el mundo, utiliza sus patrones (y los de los Radiohead más sentidos y menos experimentales), para crear con ello un discurso propio.

Su discurso personal toma fuerza y las canciones te empapan progresivamente hasta acabar mojándote completamente, y la voz de Pucho va colándose por todos y cada uno de los poros de tu ser, a medida que va avanzando el disco.

Canciones nacidas para ser clásicos del grupo como la prodigiosa, súblime o preciosa Maldita Dulzura, tema que divaga sobre lo complicado y lo triste del final del amor "hablemos de ruina y espina, hablemos de polvo y herida, lo que quieras pero hablemos, de todo menos del tiempo, que se escurre entre los dedos"; la inmensidad de Boca en la tierra, con esas guitarras que me recuerdan al Shine de Collective Soul, o sea, hija de los 90 o hija bastarda del grunge, de intensidad abrumadora a la vez que contenida; la más pop o la más accesible (en cuanto a sonido) del pack, Cenas Ajenas, dónde el vocalista tira de falsete y logra recordarnos complementamente emocionados lo grande que fué el Grace de Jeff Buckley; o definitivamente el hit del disco, en la línea de las enormes Valiente o Sálvese quién pueda del disco anterior, la más guerrillera o aguerrida, la Electioneering patria, un empuje a tirar para adelante a pesar de los obstáculos.

Una obra redonda, un nuevo clásico de lo que podríamos llamar nuestro indie, y el disco con él que de momento Supersubmarina (que me encantan), solo pueden soñar en la distancia.

1 comentario:

  1. Un disco absolutamente impresionante. Has definido muy bien lo que siento: "aunque menos directo que Un dia en el mundo, te va empapando poco a poco, hasta que te moja por completo."

    Con la primera escucha me gustó, pero es que ando ahora con una sensación de no poder vivir sin esas canciones, como un desasosiego maravilloso que me hace buscarlas una y otra vez.

    Ese disco me hace sentir algo que no recuerdo haber sentido en siglos. Ni siquiera el anterior, que pensaba insuperable, me toca tanto la fibra como este.

    Y sí, que se jodan todos los amantes de lo cool y lo tendenciero.

    Aquí hay talento, calidad, trabajo duro, sensibilidad, cosas que no abundan. Y se merecen el éxito que están teniendo.

    ResponderEliminar