LVT 2

miércoles, 3 de noviembre de 2010

[Artículo] Joss Stone, la voz no tiene color...

Cuando Joscelyn Eve Socker, más conocida como Joss Stone, saltó a la fama, contaba con unos dieciséis años, hecho por el cual fue calificada de niña prodigio. Y es que tiene el privilegio de poseer una de las mejores voces soul del momento, aunque como bien dijo ella: " la voz no tiene color".

Aunque su primer trabajo fue The Soul Sessions en 2003, álbum en live y repleto de versiones de canciones soul de toda la vida como A Man's World, Stone se dio a conocer mejor en su siguiente lp, Mind Body & Soul, donde encontramos temas como You Had Me o Super Duper Love. Gracias a este trabajo ganaría varios galardones,entre los cuales, dos premios Brit.

Tuvimos que esperar cuatro años para conocer Introducing Joss Stone, un disco pasable,y sin mucha repercusión, a pesar de buenas colaboraciones como la de Lauryn Hill en Music. Y hablando de colaboraciones, que son algo de lo que Joss no anda escasa, puesto que ha tenido la ocasión de contar con grandes como : Robbie Williams, Tom Jones o el mismísimo James Brown.

A finales de 2009 presentaba Colour Me Free, un disco más maduro y sobrio que considero más que recomendable. En este trabajo cuenta con la colaboración de NAS en Governmentalist, donde pone en tela de juicio la forma de gobernar en E.E.U.U.








2 comentarios:

  1. La sigo desde el principio porque se veía que tenia madera de verdad: ninguna Pop-Star (como podía haber sido) se hubiera atrevido a hacer un disco de debut rodeada de veteranísimos músicos de Soul como hiuzo o ella, o romper con una gran discográfica como EMI -aunque estuviera de capa caíada con esto de la crisis...- Lo tiene todo muy bien puesto: el gusto, la voz y el carácter.
    Saludos:)

    ResponderEliminar
  2. Justo la canción que he recordado hoy yo en mi blog. Un tema con el que se dio a conocer. Muy buena elección.

    Si te quieres pasar por mi espacio, la dirección es:

    http://notiiforget.blogspot.com

    Un saludo.

    ResponderEliminar