LVT 2

domingo, 12 de julio de 2009

[Festival] KZ Music Festival 2009. Móra d'Ebre (02.07.09)

Cómo ya viene siendo tradición los últimos veranos, cogimos caminito a Móra para deleitarnos con las actuaciones del KZ Music Festival '09. Sólo fuimos el viernes, por compromisos con la ciudad que me vió nacer, en plenas fiestas mayores.

La ocasión se merecia el escape, y aunque llegaramos justo antes de que arrancaran Nanook, aún pude llegar a emocionarme desde la distancia con el Black Is Black de Los Bravos y el Hush de Kula Shaker que sonaron de mano de los dj's del Palmfest.

Empezaron Nanook, eso sí, con ciertos problemas de sonido, que rapidamente solventaron, además jugando en casa cómo lo hacian y desgranaron uno a unos esos temazos que tienen en el repertorio, desde Atención Al Ciudadano a Parte de verdad, desde Único a mi momento álgido de la actuación con Dónde estás. Un disfrute, vamos...Mención aparte, la descacharrante versión del Ni tú ni nadie de Alaska y Dinarama, muy superior a la hecha actualmente por los flojos Mi Pequeña Radio.

A mi se me hizo corto y cómo de costumbre me dejó con ganas de más.

Lo siguiente era esclarecer mis dudas con el último disco de Mendetz, con los que siempre he disfrutado en concierto, creyendo que las canciones nuevas serían espectaculares en directo.

Mi gozo en un pozo. Dejó más claro mi punto de vista sobre el disco y tal vez sobre el grupo.
Salvo Flashback y Souvenir, mucho relleno y material vacío de contenido, además de saltarse la que quizás sea una de sus mejores canciones, The Ground, en detrimento de algunas actuales, que deberían haberse quedado en maquetas. Al menos fué divertido bailar con esa versión que siempre se cascan en los directos del Blue de Eiffel 65.

Acabaron Mendetz y comenzó Amable, al cúal le tenía muchas ganas, por mi sequía actual de visitas a Razzmataz y me quedé algo frío si tengo que ser sincero.

Los cambios entre canciones perfectos cómo siempre, pero se recreó en obviedades, supongo que por contentar a un sector más amplio de público, aunque no lo hiciera en años anteriores así, pero creo que en la recámara, debia de tener canciones menos obvias que Hey boy, hey girl de Chemical Brothers, I don't feel like dancing de Scissor Sisters o el Brimful of Asha de Cornershop.

A pesar de esto, oir a Vetusta Morla a la velocidad que nos lo regaló fué el último subidón de adrenalina de la noche.

El año que viene más y mejor. Y sobre todo agradecer a Alba, Inka y Nuria las fotografías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario