LVT 2

martes, 31 de enero de 2012

[Memorabília Telúrica] Alexandre Rexach

Abro una nueva sección, pero esta vez, con fecha de caducidad.

Serán ocho entregas de estas memorabílias, que dedicaré única y exclusivamente a esos músicos que quisieron formar parte de esa locura que era el cd del blog, con canciones inspiradas en el nombre del mismo, y que podéis seguir degustando y descargando (a pesar del FBI) en la parte baja de la página.

La primera entrega se la dedicaré a Alexandre Rexach, uno de los músicos más talentosos de la escena nacional (y no quiero englobar con eso la escena catalana a solas), que me encandiló con su slide en esos convulsos finales de los 90 en la escena catalana, aportando a los nunca suficientemente valorados Glaucs (quizás la gente se ha querido quedar con la visión kumba del asunto, que a mi entender solo está presente en dos o tres canciones de su discográfía), en el emblemático disco (para servidor al menos), Simbènia.

De su colaboración, pasó a formar parte del grupo y tras disolución, formó parte también del nuevo proyecto que lanzó Jofre Bardagí, Nut, además de seguir colaborando con diferentes artistas como Jan & The Electric Poets, Pere Espinosa, Miquel Abrás, Vitruvi, etc...



En 2009, decidió lanzar su primer disco bajo su propio nombre, en el que mostrar sus influencias y sabiduría pop, con la sombra de George Harrison envolviéndole,titulado Era tan joven cuando nací, que reseñamos no hace demasiado en el blog. Pero claro, en una escena en la que se ensalza la aparente "normalidad" y el costumbrismo de barretina ombliguista, tan propio de nuestro pequeño país, no apareció mediáticamente todo lo que merecía, quizás por culpa del departamento de promoción de la discográfica, quien sabe.



En este blog (hablo a título personal, pero supongo que es compartido por todos los demás), por su trato amable desde el primer segundo, por su implicación total en nuestro humilde proyecto, y simplemente por la razón que es alguien con el corazón tan grande como su talento, no podemos más que reivindicarle hasta nuestra última gota de sangre, y enviarle nuestra fuerza, nuestro apoyo y nuestro cariño a este gigante del pop, y decirle que el camino es complicado, pero saldremos adelante, y que nos tiene siempre para lo que necesite, aunque eso me temo que ya lo debe saber.



No hay comentarios:

Publicar un comentario