LVT 2

jueves, 19 de diciembre de 2013

[Disco] Ojete Calor - Delayed (2013)


No queríamos acabar el año sin reseñar el disco de los Ojete Calor, uno de los más anhelados por los que fuímos amantes de ese recopilatorio irrepetible que fue el Electro Spain. El que por cierto, incluía en sus adentros, una de las joyas de este Delayed, la brutal Ultrapreñada, que allí aparecía bajo el nombre de Insulina y Las Pony Girls (¿hemos descubierto un desdoblamiento?).

Clásicos ya imborrables en nuestra mente como Cuidado Con El Cyborg (Corre, Sarah Connor); 0'60, que es todo un pepinazo; o la que títula a la banda Ojete Calor, y la que consiguió que se convirtiera en una coletilla perfecta para todo tipo de situaciones y salir airosos.

Pero como era de esperar, suman nuevos himnos para nuestra colección, como la rapeada Me Queda Bien Lo Que Me Pongo, todo una alegoría al ego y a la propiedad; la mejor manera de destrozar nuestra infancia con una sonrisa en Rigodón, la canción que cerraba los eposodios de la serie de dibujos animados La Vuelta al Mundo de Willy Fog (cuidado que tiene tela lo de Hugo Síiiiiiiiiiilbame) y en la que nuestros protagonistas no se esmeran demasiado en afinar.

La ochentosa Viva El Progreso, en la que aparte de quitarles el trono a Azul y Negro, nos sueltan rimas solo a la altura de Nacho Cano como "viva el progreso, te llamo al móbil...y eso", que simplemente nos dejan boquiabiertos e incrementan nuestro "fanismo" a velocidad de infarto.

También incluye la que para nosotros debería ser la canción que sonará al entrar los diputados al Congreso, (esta, y La Hoguera De San Jerónimo de El Pardo), Política, en la que dan un repasón a todos los que forman parte de esa mentira que hacen llamar algunos democracia, y en la que nos dejan una frase para la posteridad como "dicen que si los azules, si los verdes, o si los rojos, yo votar el que combine mejor con mis ojos"...En fín, ahí queda eso.

Carlos Areces y Aníbal Gómez engrandecen la leyenda "ojetera" con este Delayed, nos hacen olvidar todas las mierdas que nos rodean mientras nos tronchamos con sus salidas y además nos hacen bailar, ¿se puede pedir más?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario