LVT 2

lunes, 21 de febrero de 2011

[Disco] Beady Eye - Different Gear, Still Speeding (2011)

Es de recibo reconocer que en aquellos lejanos ya 90's, la NME consiguió que unos y otros elegieramos entre Oasis y Blur, como si de dos fuerzas antagónicas se tratara. Yo era de Blur.

Pasado un tiempo y unos discos, ya fuí de los dos. Ahora soy de Beady Eye, ¿que le vamos a hacer?, ¿soy un chaquetero por eso?.

Sin Noel en las filas, el sonido pierde academicismo y gana en anarquía y en actitud, y en teoría, eso de la actitud es lo que nos dijeron que era el rock'n'roll, ¿no?.

Suena a clásico, suena a sucio, suena a lo que tiene que sonar el rock inglés de siempre, sin ruiditos, sin gilipolleces propias de los barrios altos de "la gran manzana" (conste en acta que este comentario no va contra The Strokes, ya que son de los pocos que se salvan), y renueva la esperanza perdida en al menos un Gallagher, aunque a mí el último disco me encantó.

Ya desde el avance, esa patada en el estómago en forma de canción que es Bring The Light, se me pusieron en el bolsillo, donde hay agresividad, melodía y rebeldia en todos y cada uno de sus acordes; pero no se quedan cortos en Four Letter Word, con riffs de guitarra más propios del hard rock de los 80; temazos propios de los buenos tiempos de Oasis como Three Ring Circus o Standing On The Edge Of Noise, aunque en este último, por este título ya lo podríamos haber adivinado.

Además son capaces de desgranar el legado de los Fab Four, sonando más Lennon que el propio Lennon en  The Roller, más Geoge Harrison que el propio George Harrison en For Anyone o que McCartney en la exquisita The Beat Goes On. Si a eso le rizamos el rizo y en Beatles & Stones suenan a los lo de genios de Liverpool, como si hubieran grabado en estos tiempos.

Lo dicho, no es perfecto para nada, ¿pero quién queria eso?. Grandes canciones suplen las florituras que solo distinguen los músicos y nosotros nos quedamos en el territorio de los emociones, que es lo que esperamos de una banda de rock. Lo demás, ganas de agradar a Pitchfork y demás entes de temporada.

El rock'n'roll era esto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario