LVT 2

sábado, 18 de octubre de 2008

[Disco] Radiohead - OK Computer (1997)

Espero no tirar de topicazos, pero comentar un álbum del que se ha hablado tanto es un reto. Me conformaré con que mi pequeña aportación haga recordar el disco (o volverlo a poner por enésima vez). OK Computer es un disco que no supe entender en su época (tenía 13 años), y no supe valorar hasta hará unos 4 o 5. Eso sí, el dia que el gusano entró en mi cabeza, hizo que Radiohead subieran muchos peldaños en mi lista personal de favoritos. Y al final, terminaron números uno.

En el Meeting People Is Easy (documental sobre la gira del OK Computer) hay un momento donde se lee un titular de un periódico sobre el disco : Punk Floyd. Sé que mucha gente los comparó y les compara con los Pink Floyd. Yo diré que si que son comparables, por algunos detalles musicales, pero sobretodo, por el efecto que produce el disco. En 1997, tenia que sonar fresco, agresivo, pero también triste -lo justo, y como dice Roco, bien entendido- y emocionante. Y lo mejor del caso, es que como el The Dark Side Of The Moon, a dia de hoy continua sonando perfecto. Hay pocos discos de los que uno no pueda descartar un solo tema.

Se abre el disco con un Airbag que pone los pelos de punta, y que le da la tensión justa para entrar en el disco. Es una canción, además, que sigue con el tema recurrente de la fobia a los coches de Thom Yorke. Y entonces sucede. Paranoid Android es de los temas más espectaculares jamás escritos. Jonny Greenwood es capaz de sacar las notas más agresivas de todo el disco, la parte central consigue que sientas el the panic, the vomit y el final, simplemente, te destroza. Primer momento Pink Floyd : Subterranean Homesick Alien. Me encanta flotar entre las guitarras y el rhodes con tremolo. Los tres acordes del principio ya son una victoria. Es melancólica, consigue que te veas en tu mundo por un rato, y te hace desconectar.

Exit Music es uno de esos temas en los que no te puedes recrear. Es bello y siniestro. Perfecto para un dia como hoy (llueve a cántaros). El crescendo del tema (estructura recurrente en Radiohead) te lleva a un final con we hope that you choke que hace que desees suicidarte por un rato. Let Down sigue por un camino menos angustiado, aunque uno de los temas de la canción sea el agobio de una gran ciudad. Me gusta el efecto chocante que consiguen con ciertas melodias y las letras (let down and hanging around, crushed like a bug in the ground). Musicalmente, además, destaco el trabajo que hace la guitarra (a ritmo de 5 sobre un 4/4) que consigue mantenerte todo el tema.

Karma Police. No tengo palabras. Mi favorita. Según el grupo, es la única canción alegre del disco, que parte de una coña marinera que se gastaban durante la gira anterior al OK Computer. A mi, simplemente, el estribillo me supera (this is what you get, when you mess with us). Fitter Happier parece un separador en mitad del disco, pero el texto es directo y agresivo. Es un pequeño relato de algunas cosas que la mayoría no reconoce. Me hace gracia. También por el tema de la voz sintética del Apple, pero eso es otra cosa. At ease. Fond, but not in love.

Electioneering abre esta parte del disco, con un ritmo casi stoner, dañino. Thom se desgañita con el somewhere we we'll meet... sin duda, la canción más comercial del disco para la época (y por eso sacaron Paranoid Android y Karma Police como singles, si no voy errado). Y entonces, el otro momento Pink Floyd del disco. Climbing Up The Walls es un tema que se va cociendo a fuego lento para rematar con un solo simple pero muy efectivo de sinte, algo que siempre me recuerda a la intro del Shine On de los Floyd. Climbing, además, es el climax del disco, y anticipa un final de órdago. Podrían terminar más conciertos con este tema, estoy seguro.

Cierran el disco, primero un No Surprises. Una canción con la que te encantaría morir. Radiohead tienen la habilidad de convertir una mala sensación en una buena. Es un tema tan precioso y delicado, como agobiante es su videoclip. No alarms and no surprises. Silence. This is my final bellyache... Y para rematar la faena, un Lucky, que utilizan de intro en sus conciertos, y que enlaza perfectamente con No Surprises. El we are standing on the edge se palpa en todo el tema, se huele desesperación. El tacto con la guitarra que demuestra Jonny en todo el disco, pero sobretodo, en algunos detalles de esta canción, hacen que, sin ser un virtuoso, consiga mucho más que algunos reconocidos guitarristas.

Último tema. The Tourist. En palabras del propio Greenwood : una canción sobre velocidad. Un final que resume un poco uno de los temas recurrentes del disco, la agobiante vorágine que es la urbe.

En definitiva, es un disco 10/10. Que cada uno saque sus conclusiones.

3 comentarios:

  1. Ei m'agrada molt que haigues mencionat "the dark side of the moon" a la crítica perquè los moments més "flotants" del computer sí que me recorden a este disc. Tot i que no l'escolto massa (sóc més de "The Bends" i del seu so en directe) reconec que l'OK C. és un disc IMPRESCINDIBLE.

    ResponderEliminar
  2. Per cert, no sé com se fa per a publicar una crítica de disc! Help me.

    ResponderEliminar
  3. Magnifica la visió de un gran classic, no esperava menos de vosté :p

    ResponderEliminar