LVT 2

domingo, 16 de agosto de 2009

[Disco] Sonic-Youth - The Eternal (2009)

Saludos telúricos. Vuelvo para desgranaros lo nuevo de los jóvenes sónicos (bueno, nuevo entre comillas porque el disco salió en junio). La verdad es que tenía bastante curiosidad por saber cómo sería la secuela de su último Rather Ripped (2006), y la verdad es que no han decepcionado para nada.

Había algunos factores que me hacían pensar que podría haber un suma y sigue, es decir una especie de Rather Ripped 2, con un pop-rock alternativo ingenioso pero sin llegar a "romper", lo cual tampoco estaría tan mal. Uno podía ser la edad de los protagonistas (cincuentagenarios exceptuando al batería Steve Shelley), y otro el disco en solitario que Thurston Moore publicó en 2007, y que contenía material más acústico y contenido. Sin embargo, había otro factor que podía inclinar la balanza hacía un lugar desconocido... final de contrato con la major Geffen y cambio hacia la indie Matador. Y ahí es donde yo creo que The Eternal ha sacado lo mejor que podían hacer a estas alturas los 4 fantásticos.

El disco me parece más auténtico sobretodo a nivel de producción, sin tantos matices como en su predecesor, pero además se nota en él una energía renovada, sobre todo en la fuerza que hay detrás de algunas canciones. Temas como Anti-orgasm, totalmente salvaje hasta casi el cuarto minuto, donde Kim y Thurston son los protagonistas; What we know, con Lee Ranaldo contándonos que está en "estado de shock", con un marcado principio rítmico que explota en un riff de aquellos que casi te "violan" el oído; o Calming the snake, con una enfadada Kim Gordon dando órdenes a gritos y haciendo un extraño alarido y un recitado en la parte central de la canción, recordando los mejores tiempos del grupo (quien haya escuchado Pacific coast highway o Kool thing sabrá lo que quiero decir).

Otras canciones que me han sorprendido sobre todo por el enganche mélodico, sin abandonar para nada la energía, han sido Antenna, con su inicio de guitarra "sintonizadora" que va subiendo y que estalla para llevarnos a un tema memorable de estructura cíclica y parte experimental en el medio; Malibu gas station, uno de mis favoritos a la primera escucha, con Gordon otra vez al frente y con referencias en la letra a Britney Spears según tengo entendido (el tema explota en la parte final, después de un clímax incómodo donde se oyen primero unos inquietantes "everybody down..." y posteriormente un "French kiss now..."); o Thunderclap (For Bobby Pyn), que juntamente con No way muestra a Thurston en plenas facultades para crear canciones con nervio y enganche (de esas que te obligan a mover la cabeza, saltar y cantar para entendernos). Son canciones que apenas aparecerán (si aparecen) en la radio o en sesiones de DJ, qué lastima...Por cierto, Bobby Pyn es Darby Crash, difunto líder de los Germs y algo así como el Syd Vicious americano.

El disco concluye con las excelentes Walkin' blue, un medio tiempo de final denso con un estupendo Lee Ranaldo recitando "everything we see is clear" en el estribillo, y Massage the history, casi 10 minutos de calma tensa con Kim Gordon susurrando con graves y agudos, y donde se nota la influencia del sonido atmosférico del disco en solitario de Thurston. Me he dejado en el tintero algunas canciones: la urgente Sacred trickster, que abre el disco, la extraña Leaky Lifeboat (For Gregory Corso), dedicada a este escritor de la generación beat, y la machacona aunque coreable Poison Arrow, con un deje a J Mascis en la manera que es interpretada.

Sólo me queda decir que ha colaborado en el disco el ex-bajista de Pavement, Mark Ibold, que también está girando con ellos. La portada del disco es obra de John Fahey, un maldito del folk americano, favorito de señores como Jim O' Rourke que servidor está investigando jeje...


1 comentario:

  1. Ei no havía acabat la crítica!Ho tenia a borrador... crec que no havia publicat l'entrada. Bueno, no passa res.

    ResponderEliminar