LVT 2

miércoles, 20 de marzo de 2013

[Disco] Suîte Momo - Decálogo De Poemas Desesperados Y Una Canción De Amor (2011)

Que en esta década y en este país podamos estar reseñando un disco de base grunge, para un alma perdida de los 90 como servidor es un placer indescriptible, y más cuando el grupo se adivina cercano en actitud, referentes y además en kilómetros, ya que son hijos de Vilanova i la Geltrú y no del estado de Washington.

La voz de Danny sabe sonar afectada, contundente, romántica o incluso todo a la vez, según lo que los temas le requieren, y además saber hacerlo con maestría, y lo mejor de todo, es que no parece postizo ni prefabricado como suele pasar en la actualidad con mucha gente, y lo digo por defecto profesional.

Pueden recordar  a los andaluces Niños Mutantes en la inicial Lo Mismo Que Ayer; más Seattle en canciones como 2 Peces, de batería poderosa y con una letra que puede recordar al Ferreiro más tétrico de la época de Piratas y en Matrix, con un sonido muy Soundgarden y con fragmentos oscuros como "así que clava tus ojos en mí, soy un ángel con las alas rotas de pecar", que si lo hubiera firmado Kurt Cobain no nos parecería extraño y sería una mina para cartelitos con frases célebres tan en boga actualmente, o estados de facebook y msn varios.

El acertadísimo primer single y que ya fue vídeo telúrico en los primeros días de su edición, Caperucita A Ciegas, de las más pop del disco y que nos podría dar otra visión más realista de los "cuentos" del día a día y con unos coros femeninos que llegan directamente al alma; Matrix de letra corta y de parafraseado acelereado que nos hace dar de bruces con la más cruda realidad; o la calidez acústica de Libélulas, que puede hacernos pensar en los primeros Lori Meyers, con unas palabras que me hacen pensar directamente en esa personita tan especial por la que se pirran mis huesos.

Soñamos en su día, con un concierto suyo cuando creamos una asociación cultural en las ariscas tierras "ebrencas", y ahora, desde la web, no creo que tardemos en exceso en volver a intentarlo. También decir que por mucho nombre que salga de grupos en la reseña, lo que está claro al escuchar Decálogo De Poemas Desesperados Y Una Canción De Amor es que estos chicos siguen su propio camino, y que la buena mano de Paco Loco les ha dejado en el punto perfecto de los mágicos e imperecederos 90, sólo nos queda esperar el nuevo disco en el que ya están enfrascados, para que sigan dándonos muchísimas alegrías más.



No hay comentarios:

Publicar un comentario