LVT 2

jueves, 20 de mayo de 2010

[Artículo] Mis duetos favoritos del indie (2)


No quería tardar demasiado en darle continuidad al escrito sobre mis duetos favoritos y en este caso, también es para dar voz y sonido a algunos casos que me dejé en el tintero de lo nacional, pero que hubiera sido un abuso poner sólo en una parte.

Arrancaremos con Pecker, del cual tengo un directo reciente, y que nos tiene acostumbrado a duetear y además de buena manera. Lo hizo con Ivan Ferreiro en Astronauta 7, con Miqui Puig en Encantadora Lunática y ahora nos sorprenderá con uno con Bimba Bosé, en su temazo Me quemas bastante.





Miqui Puig tampoco se queda corto en este apartado y nos otorga su ración con La banda sonora de una parte de mi vida con Alaska; La puta canción de amor (en la que el chico gana) con Jeanette; 93 con Laia Vaqué de Glissando*, o lo más reciente, a dúo con Anorak para homenajear a su gran amigo Sideral, en el EP, La fiesta aún no ha terminado.





Pasemos a Alaska, (¿la más grande?), que no se queda corta y ha hecho pareja con 'monstruos' de la canción de la talla de Sara Montiel en Absolutamente, Raphael en Mi gran noche, Divina y No puedo quitar mis ojos de tí, con los inmensos Camela en Entre mil dudas, con Dover en Sorry, I'm a lady, Mago de Oz en Rey del Glam y tantas más, que tal vez no acabaría nunca de enumerar.





No me gustaría olvidarme de una de mis debilidades, Desirée Garcia de los lamentablemente desaparecidos Fine!, la cual puso su preciosa voz en Es que sí de Astrud o en Macba Girl de Love of Lesbian.



Continuaré con Sidonie, que contaron con Blanca Romero, musicalmente llamada La Perra, para la nueva versión de Los Olvidados o colaboraron con Pereza en Niña de papá, a ritmo de Fascinado.





Y de momento daré por zanjado el tema nacional con dos de mis favoritas, Niños Mond, de La Casa Azul con La Chufa Lisérgica y Frente a frente de El Hombre Burbuja con Jeanette.





Supongo que me habré olvidado de miles de millones, pero he tratado de poner las más representativas para servidor, y que espero que a quien no las conociera le encanten y a quien no le gusten, que simplemente se joda, no hay más.

Regresaré, no sé si en breve o no, con el material internacional, y que toda ayuda al respecto será bienvenida, todo sea en beneficio del artículo y de la gente que sea aficionada a estas cosas tan agradecidas en el mundo de la música, cuando se funden a veces mundos totalmente opuestos y consiguen ese milagro que es contentar a dos bandos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario