LVT 2

viernes, 7 de mayo de 2010

[Disco] Mikel Erentxun & Las Malas Influencias - Detalle Del Miedo (2010)

"Te conformabas con la luna, no me pediste mucho más, pero lo cierto es que no te gustó cuando te la ofrecí...".

Este era uno de los párrafos de uno de sus clásicos y que va de perlas para definir lo que sucede con este artista, al pasar al otro lado del río, como diría el sabio Drexler, que sólo le puede perjudicar.

Detalle del miedo, es el disco anti-mainstream del donostiarra Mikel Erentxun, esta vez acompañado de una muy solvente banda, con la cual crea un disco introspectivo, com mucha tristeza, que por momentos lo que consigue, solamente es aburrir.

Capaz de salir ileso de versionar a The Smiths en la mítica Esta luz nunca se apagará; a Morrissey en solitario en Todo es igual siempre, ser comparado por un disco de Duncan Dhu por la crítica americana con el White Album de The Beatles y no salir muy bien de la demanda de plagio de The Lightning Seeds, por copiar su clásico Pure, en la canción Grandes Exitos, luego destrozada para la sintonía de Los Serrano por el inepto de Fran Perea, Mikel sigue su camino, esta vez con un trabajo que se aparta lo máximo posible del estribillo fácil y que tal vez no cuele en las radio-fórmulas, pero que aún cuele menos en el circuito alternativo.

Yo lo esperaba con ganas, como cada uno de sus trabajos y me he quedado un poco desangelado, pero también soy capaz de admitir que de seguir por el camino de ciertos temas que hay aqui dentro, solo tiene puntos a ganar.

Destacaría el tema elegido como single, Angela, es una verdadera delicatessen, ya desde su arranque de violín, una canción exquisita, con una letra de altura y de melancólia vivida en sus propias carnes; la esperanzada a la vez que triste El mejor de mis días, o la dylanesca El último hombre del mundo. Y no obviar tampoco, Cuando nos cambió la voz, que podría haber sido una de esas baladas perfectas que hacían The Beatles, y que dan brillo a este artista, al que nunca la escena indie será capaz de aceptar, aunque tenga más recorrido y cultura musical que la mayoría de foráneos a los que ahora idolatran.

No es un disco perfecto, ni tan sólo diré que me tiene enganchado (aún), pero es un paso adelante, de un músico que no tenía necesidad alguna de demostrar nada a nadie y que con este disco debería de callar muchas bocas, eso si el mundo y la industria musical nacional, fueran como deberían de ser.

Por cierto, la portada me perece preciosa.

2 comentarios:

  1. La crítica es pésima, leyéndola uno no sabe si el disco es aburrido o todo lo contrario. Personalmente no me parece lo mejor de Mikel Erentxun, ni lo peor. Tiene toda la pinta de ser un disco que quedará en el olvido dentro de su carrera.

    ResponderEliminar
  2. Tu comentario aún es menos constructivo que mi crítica diria yo. Sólo con leer un poco queda claro lo que opino : "Yo lo esperaba con ganas, como cada uno de sus trabajos y me he quedado un poco desangelado, pero también soy capaz de admitir que de seguir por el camino de ciertos temas que hay aqui dentro, solo tiene puntos a ganar."
    Desde luego, como escuches el disco igual que lees opiniones...

    ResponderEliminar