LVT 2

martes, 29 de mayo de 2012

[Disco] Damon Albarn - Dr Dee (2012)

Antes que nada, quiero decir que una persona tan dotada para el pop redondo,perfecto y de toda la vida, no nos regale un disco así, ya que tiene el talento, la ironía y la capacidad para hacerlo con los ojos cerrados, me apena un poquito. Habrá que seguir soñando con ello.

Pero bueno, se ve que para ser alguien en el mundo de la música llamémosle alternativa, o sufres el "síndrome Thom Yorke" o no te respetan, y en este caso, un tío que la lía con Blur, con Gorillaz, The Good The bad And The Ugly, y que encima tiene los santos cojones de cascarse una ópera-pop basada en un mono, y se le siga catalogando como el mindundis guapitode Blur, pues perdón por no entender de ciertas teorías sobre talentos sobrevalorados.

Se trata de un disco conceptual, basado en la figura de John Dee, asesor de la Reina Isabel I, por el siglo XVI y que aparte de eso era alquimista, astrónomo, matemático y muchas cosas más, y en que cada pieza que nos ofrece Damon es una forma de entrar en ese mundo por la rendija de la puerta.

Personalmente, la más accesible(y mi favorita) del disco, quizás la más cercana a logros de su grupo madre, The Marvelous Dream, que podríamos poner al lado de por ejemplo Tender o The Universal, en la cual su voz consigue ponerte los pelillos de punta, pero el disco en si es una flipada total, para dejarse llevar, escuchar a oscuras, o simplemente sentirse ese tal Dr Dee por unos instantes.

Posiblemente sigo descolocado ante este giro del inglés, pero no puedo más que rendirme a canciones soberbias como Cathedrals (incluso con su puñetera flautita); la misteriosa y nocturna The Moon Exalted; la hermosísima Apple Carts, que puede recordar a Simon & Garfunkel; la original, brincante y palmera 9 Point Star; o Saturn, total y rematadamente bella.

Un disco que tiene más capas que una cebolla gigante y que demasiadas de sus canciones me descolocan y simplemente no comprendo por inculto o por lo que sea, y aún estoy arrancando las primeras, pero lo que es innegable es que este culo inquieto, aparte del alegato a su favor del pricipìo totalmente lícito por mi parte (creo), tiene muchas cosas que darnos aún, y espero que entre todas ellas, haya un disco pop con su verborrea tan Ray Davies y su afilado tino para retratar la sociedad que nos rodea, ya sea en solitario o con una reunión de Blur.



1 comentario:

  1. Siendo totalmente ajena al sonido de la ópera, o más bien a la palabra ópera, me agradó mucho... Lo disfruté, me sorprendí esperadamente (sí, esperaba sorprenderme (subjetivamente para bien mío), porque he oído (espero que por completo) toda la música en la que se ha involucrado Albarn), me sorprendí, vuelvo a decir, con algunos tiempos, ritmos, a medida que avanzaba el disco... Eso sí, percibí a un Damon mostrando una gran melancolía... y nervioso... Pero como siempre, transmitiendo algo y quedándose allí, a pesar de la inquietud. Porque, creo, que jamás pueden pasar desapercibidas las formas y los fondos de Damon.

    ResponderEliminar