LVT 2

viernes, 1 de noviembre de 2013

[Disco] Duncan Dhu - El Duelo EP (2013)


Cuando se separaron Duncan Dhu simplemente me quedé atónito, ya que con Crepúsculo adivinabas aún un largo y provechoso recorrido, aunque supongo que lo que necesitaban era oxigenar su música y supongo que su relación como grupo.

No es ningún secreto para quién me conoce (y para los que siguen la web) que soy fan de Mikel desde siempre, y su carrera en solitario desde el primero al último me parece fundamental para nuestro pop con letras inteligentes, el cual aunque fuera bien acogido por el mainstream, siempre los tiros iban por otro camino.

En cambio la pose (real o no) de músico maldito de Diego Vasallo siempre me echó atrás a la hora de explorar el camino que tomó tras la disolución. No, no es cuestión de prejuicio, es pereza. Y aquí de algún modo eso se soluciona y convence como pocas veces a este estúpido opinador.

Pero en El Duelo vuelve la magia y son capaces de articular canciones gigantescas que no chirriarían para nada al lado de clásicos como Una Calle De París, Esos Ojos Negros o Cien Gaviotas, con la mirada puesta hacía detrás para mirar hacía adelante con valentía, cosa totalmente evidente en el primer single elegido, Cuando Llegue El Fin, un tema excelente de regusto country-bluegrass, y que dejaría en bragas a los sobrevalorados Mumford And Sons.

Emoción total en la inmensa letra de Vasallo en No Dejaría De Quererte como el que dice "cortejando a las musas, trabajando en mi huerto de excusas, encendiendo pentagramas con la mecha de un pasado en llamas" (ahí queda eso); amor total a la titular El Duelo, con un punto sónico a lo Johnny Cash; ese deje a lo Tom Waits, arrabalero y canalla, en Los Días Buenos a cargo de Diego, que tambien se ocupa de la adaptación de Llora Guitara (Plora Guitarra) de Jose Luis Ortega Monasterio.

Un guiño al Erentxun en solitario ( o eso me parece ver) en La Última Canción, que hubiera quedado perfecta también en Ciudades De Paso, para rematar este trabajo, que realmente nos deja con ganas de mucho más. Y digo yo, ¿que mejor día para reseñar un disco llamado así que el día 1 de noviembre?. Un bonito duelo, si señor...




No hay comentarios:

Publicar un comentario