LVT 2

jueves, 4 de septiembre de 2014

[Disco] Glaucs - Hem Conegut La Nit (2014)


Antes de empezar la reseña, decir unas cositas para avisar que ante todo hay una objetividad fuera de toda duda en mis palabras, aunque no puedo evitar escucharlo con especial cariño gracias al guitarrista de la banda Alexandre Rexach, con el cual hemos tenido la suerte de poder contar en hazañas telúricas.

Pero aparte de eso, la banda liderada por Jofre Bardagí siempre ha sabido conjugar con talento sus influencias más claras a mi entender que son The Beatles y Serrat (entre otras también bastante reconocibles), que andan en lo más alto de mis preferencias desde siempre.

Pero ante todo las letras del cantante tanto en la banda, con Nut o en solitario, que empatizan de inmediato con todos esos que tenemos alma de loser, por detallar con precisión de cirujano historias que todos hemos vivido uno o mil veces. Y que seguramente seguiremos viviendo...

Supongo que por falta de morro y por no pedirles un presskit he tenido que hacerlo tirando de Deezer, con los consiguientes cabreos por el exceso de publicidad, pero claro, las grandes canciones pueden con eso y con todo y aquí las hay de sobra, entre las que me gustaría destacar El Señor Amor i El Meu Patestisme, y que cuenta con la colaboración de mi también idolatrado Santi Balmes, y en que su letra más bien autobiográfica te hace simplemente añicos por dar tanto en la diana.

Maravilloso single de presentación La Cançó de la Rebequeta i el Moscatell, rebosando nostalgia por todos sus poros y notas; Sofás, Ulleres i Cançons en que el poderío de Rexach es más evidente y a la que me rindo sin excusa posible; la emocionante Tan Rematadament Tossuts, quizás la más cercana en sonido a la carrera en solitario de Bardagí; o ese relato de cruda realidad que es La Ruleta Dels Cops, son claras muestras que están en la mejor de las formas y que hay mucho talento por degustar de la banda.

Catorce años sin un disco de Glaucs se han hecho muy largos y esperemos que este sea el primero de muchos más venideros que siguen incitando mi mitomanía, eso sí, espero que no repercuta en la no publicación de discos en solitario de la dupla más citada en este relato, Alex y Jofre, y que los hagan siempre, eso si,  siguiendo el ritmo que marca el maestro Àngel Valentí. Una gozada para los oídos con apetencia de buen pop, que casi tres lustros no son nada...



No hay comentarios:

Publicar un comentario